Follow us on Social Media
Back

¿Por qué se cobra una tasa de adopción?

Todos los que colaboramos con asociaciones de protección animal escuchamos con cierta frecuencia frases del estilo: “Cómo me va a cobrar, encima que adopto y no compro”, “Pues si me cobras por adoptar, mejor voy y lo compro de raza”, “¿Me vas a cobrar encima que voy a salvar una vida?”, “Lo siento, pero no tengo dinero” y, así muchas más, a cada cual más creativa.

Aunque respetamos cualquier tipo de opinión, ya que mucha gente no tiene por qué conocer la realidad tras la gestión de una asociación, creemos que es de pura lógica el hecho de entender el porqué tras una explicación como la que vamos a exponer, pero, aun así, hay gente que no se contenta, ni se contentará con ello. Está claro que a esa gente no se la puede convencer y, seguramente, no sea un adoptante idóneo.

Lo primero que debemos de tener en cuenta antes de adoptar es que los animales no son juguetes, son compañeros de vida, son nuestra familia.
Las cuatro fases de la adopción

Para adoptar un animal las asociaciones suelen seguir cuatro fases (desconfiad de las asociaciones o particulares que no las siguen):

  1. Me he enamorado de este animal. Aquí llega la primera recomendación, no adoptes por el atractivo visual de un animal, adopta por química y, sobre todo, porque sea un animal que se vaya a adaptar bien a tu estilo de vida. Por ejemplo, si eres una persona sedentaria, por mucho que te parezca precioso un border collie, quizás no sea la mejor opción. Siempre déjate asesorar por los responsables de la asociación.
  2. Un cuestionario pre-adopción, donde se debe contestar a diversas preguntas destinadas a conocer mejor a la familia que opta a adoptar un animal. Este cuestionario sirve para ver qué animal se adapta mejor a tu estilo de vida y evitar la adopción por impulso y, segundo, ver si tu familia es apta para tal responsabilidad, porque no son juguetes, son seres vivos.
  3. Tasa de adopción. Este pago suele servir de criba para la gente que no entiende que un animal es un ser vivo con las responsabilidades que ello conlleva. Un nuevo compañero de vida se incorporará a tu familia, tal y como si tuvieses un hijo y, lógicamente, todo hijo genera unos gastos de vida: una alimentación de calidad, accesorios adecuados, cuidados de higiene, prevención ante parásitos, gastos veterinarios derivados de posibles enfermedades… Si no quieres pagar una tasa de adopción, ¿querrás abonar una operación de 1.000 euros ante cualquier problema que pueda surgir?
  4. Firma de contrato de adopción. En este documento que debe ser firmado por ambas partes, asociación y adoptante, se especifican una serie de condiciones para intentar asegurar una calidad de vida y bienestar al animal, por ello se especifica que la asociación puede hacer un seguimiento del estado del animal, con el cual la familia se compromete a informar de cualquier problema. Además, te comprometes a no entregar al animal a otra persona sin previo conocimiento y aprobación de la asociación y si, en algún momento tienes que dejar de convivir con el animal, te comprometes a devolvérselo a la asociación que te lo dio en adopción.

Las tasas de adopción varían bastante dependiendo de la localidad, las condiciones de entrega del animal  o la tipología de gestión, pero el intervalo suele ser de 100 a 250 euros. Por ejemplo, en el caso de las asociaciones que gestionan perreras municipales, es una tasa municipal que suele imponer el Ayuntamiento, no la propia asociación.

En nuestra opinión, todos los animales que son adoptados deberían estar esterilizados, vacunados, desparasitados, chipados y testados. Los compromisos de castración son un riesgo y creemos que siempre se debería entregar ya castrado, salvo en los casos de que por edad (cachorros) todavía no se puedan esterilizar, ya que si no haces un buen control del adoptante, puede que no lo quiera castrar o, incluso, que lo utilice para criar.

“La esterilización es el primer paso para trabajar contra el abandono de animales y las camadas indeseadas”

Todas estas acciones sirven para que el nuevo integrante de tu familia sea un animal sano, pero, obviamente, aunque algunas asociaciones puedan tener un descuento por acuerdos con clínicas veterinarias, todo esto conlleva un alto coste.

“¿Por qué tengo que pagar una tasa por adoptar? Eso es que estás haciendo negocio…”

Bueno, vamos a intentar explicarlo de manera simple para que todos entendamos el porqué. Vamos a hacer unos cálculos básicos de lo que te costaría a precio de mercado lo que te incluye una tasa de adopción normal:

Perra hembra adulta 25 kg:

  • Esterilización: 350 – 450 euros
  • Vacunación: 55 – 85 euros
  • Test: 20 – 30 euros
  • Chip: 40 – 45 euros
  • Desparasitación: 7 – 21 euros
  • Total: 472 – 631 euros

Gato macho adulto 4 kg:

  • Esterilización: 90 – 100 euros
  • Vacunación: 55 – 85 euros
  • Test: 20 – 30 euros
  • Chip: 40 – 45 euros
  • Desparasitación: 7 – 21 euros
  • Total: 212 – 281 euros

*Datos variables dependiendo de la clínica veterinaria. En cachorros subirían los costes, ya que el protocolo sanitario conlleva más vacunaciones.

Ante estos cálculos no debemos obviar el hecho de que las asociaciones cobran la misma tasa sea un animal que lleva un mes a su cargo o tres años, sea un animal atropellado en el que han tenido que invertir miles de euros en cirugías… o un cachorro.

“Comprar un animal, sin contar con los costes sanitarios incluidos en una tasa de adopción, puede oscilar entre 500 y 1.500 euros”

Imaginaros el caso de un gato atropellado con diversas fracturas, lógicamente, como entidad que vela por los animales se intenta hacer todo lo posible por salvarle si va a tener una vida digna, pues vamos allá… cirugías, pruebas específicas como radiografías o ecografías, hospitalizaciones y medicaciones, entre 1.000 y 2.000 euros de gasto. Esos altísimos costes nunca se le cobran al adoptante.

Además, debemos tener en cuenta que la asociación asume muchos más gastos, como la alimentación de los animales, tratamientos durante su estancia en el centro, medicaciones… por no hablar de los costes de la electricidad, agua, así como muchos otros que pueden surgir en cualquier momento, como contratación de educadores caninos, costas de juicios por denuncias por maltrato animal, merchandising para recaudar fondos…

También debemos destacar que la mayoría de las asociaciones tienen que hacer ingeniería financiera para mantener a flote el proyecto y, por ende, a los animales de los cuales son responsables ética y legalmente. En España no existen las subvenciones públicas a la protección animal y por mucho que los políticos prometan y prometan para lograr resultados electorales, son absolutamente utópicas. Las asociaciones se financian a través de socios, padrinos, donaciones puntuales, recaudación a través de la venta de merchandising en eventos y, en escasas ocasiones, donaciones de empresas privadas.

“Los costes derivados de la protección de los animales deberían ser una partida presupuestaria del Estado, ya que es una responsabilidad de los gobiernos y, a pesar de ello, las asociaciones se hacen cargo de estos gastos para salvar miles de vidas.”

Por último, aunque no menos importante, sino todo lo contrario, adoptando salvas vidas y facilitas la labor a dicha asociación para que pueda seguir trabajando para dar una oportunidad a los cientos de miles de animales que abandonan cada año en España. La tasa de adopción es una nimiedad en comparación a la labor que hacen las asociaciones por dar una mejor vida a los animales y, sobre todo, en comparación a lo que te va aportar tu nuevo compañero de vida, un animal que, por fin, se merece ser feliz junto a una familia y te entregará su amor incondicional.

Un artículo del equipo de GuauPost©

About the Author /

El equipo de Guau Post está formado por activistas por el bienestar animal, entre los que se encuentran periodistas, veterinarios, educadores, fotógrafos, escritores...

Comments(13)

  • Pepi

    10 Marzo 2017

    Un artículo muy útil para que la gente entienda porque cobramos tasas… gracias por escribirlo

  • Javier

    11 Marzo 2017

    Gracias por este artículo tan completo Con vuestro permiso lo utilizaremos en nuestra asociación para mandar a adoptantes q tengan dudas.

  • Juan

    14 Marzo 2017

    Vaya artículo. No cobráis tasas, cobráis un precio (lo cual es legítimo, sin duda alguna). Las tasas son tributos y las asociaciones no los recaudan (salvo, quiza, si se hace algún tipo de encomienda por las administraciones).
    Hacéis bien vendiendo vuestro producto, pero pretender que quien no quiere pagados no seria un buen dueño de una mascota… Vaya tela! Que morro teneis y que demagogia se percibe en vuestro post.

    • eltxony

      16 Marzo 2017

      Deberías revisar en el diccionario el concepto de demagogia, yo en el artículo solo veo datos reales y descripción de procedimientos.Por tu comentario deduzco que alguien en algún momento decidió que no eras un adoptante adecuado

  • Juan

    14 Marzo 2017

    “En nuestra opinión, todos los animales que son adoptados deberían estar esterilizados, vacunados, desparasitados, chipados y testados.”

    Hijo mío, en vuestra opinión y según la ley.

  • Paula

    14 Marzo 2017

    Se le puede llamar tasa de adopción o simplemente lo que es: una ayuda INFIMA a la protectora por la labor brutal que hacen para sacar a los animales del abandono. Un animal tiene unos gastos muy grandes, y en el caso de los animales que están en las protectoras la media gasta mucho más, ¿porqué? porque efectivamente si es un animal atropellado se gastan el dinero que NO TIENEN en todos los tratamientos que hagan falta. Y digo que no tienen porque están endeudados con todo el mundo, porque los veterinarios que colaboran les hacen precio de protectora, pero aún así es mucho dinero. He podido ver cómo actúan ante un animal que cualquiera hubiera eutanasiado sin pestañear y hoy en día es una animal feliz que vive con una familia que lo adora. Ese dinero que damos cuando adoptamos es miserable comparado con lo que se gastan ellos, por no hablar del tiempo invertido. Tienen sus trabajos y todo su tiempo libre lo dedican desinteresadamente a ayudar a los animales. Cierto que con algún animal que entra en la protectora de cachorro y sale en poco tiempo se gastan menos, pero vamos, aunque solo sea en el mantenimiento de las instalaciones, vacunas, chips, antiparasitarios, alimento y esterilización si es el caso, ya es un dineral. Comprendo que los que habéis opinado en contra es por desconocimiento, creo que el artículo es bueno, pero también creo que no refleja bien la realidad de lo que hay detrás de una protectora.

  • Rober

    21 Marzo 2017

    Yo entiendo perfectamente los gastos que generan a las protectoras el mantenimiento en buenas condiciones de los animales que rescatan y que los adoptantes ayudemos a sufragarlos (es una ayuda porque la aportación no cubre las vacunas, chip y esterilización ni de lejos). Lo que no entiendo es que determinada “protectoras” que SOLO tienen cachorros en adopción (repito, SOLO cachorrosde 2 o 3 meses) te cobren 150 euros por darte un cachorro que como mucho esta desparasitado y vacunado eso sí, con el compromiso del adoptante de esterilizar al animal cuando tenga edad… La verdad, menudo negocio… Esta es mi experiencia con UCAR y Patrulla Canina en Madrid..

  • Pita

    25 Marzo 2017

    Estoy deacuerdo pero cuando anuncian que van a sacrificar a un perro y es urgente su adopcion. Te ofreces y dices como señalais la pura verdad: me ca a ocasionar grandes gastos el porte hasta mi casa o veterinario minimo 150e no se puede recrininar a la gente que no finalice el tramite por que aunque este dispuesta a gastarme 1000e en una operacion de urgencias o para cualquier tratamiento que necesite no quiere decir que me sobren 300e . Hablo de casos extremos no de adopciones o acogidas.

  • MiMiga

    22 Abril 2017

    Excelente post. Lo compartirémos.

    Referente a la “tasa de adopción” coincidimos totalmente en que es absolutamente necesaria. En Alemania la denominan más

    acertadamente “tasa de protección”, ya que sirve en primera línea a proteger el animal en adopción, dándole valor, y

    lógicamente también contribuye a cubrir parte de los gastos ocasionados.

    Quien se cuestiona sufragar con esos 100-250 € la labor de valor incalculable de una protectora,
    ¿está dispuesto gastar 10.000-20.000 € (coste mantenimiento habitual, sin gastos extraordinarios por enfermedad, operaciones o

    accidentes) durante la vida de su perro y unos 12.000 € en caso de un gato?

    Con adopciones mal gestionadas lo único que se hace es fomentar el abandono.

    Un saludo.

  • Elena

    23 Abril 2017

    ¿Y si soy yo la que me encuentro una perra, desesperada llamo a una asociación, ellos la chipan y vacunan, pero todos los demás gastos veterinarios, de comida y de su bienestar van de mi cuenta, no hacen nada por difundir el caso, y encima les digo que me quedo yo a la perra y me quieren cobrar 250 euros? ¿Perdón? Pagaré el chip y las vacunas y daré una donación si lo veo necesario, pero pagar a alguien que no ha hecho nada por esta perrina no!! Esos 250 euros sin castrar, la castración va de mi cuenta. ¿Qué os parece?

  • Dayana

    23 Abril 2017

    Muchas gracias por el artículo, muy útil para que todos entendamos el por qué de las tasas de adopción y todo el trabajo que está detrás y que a veces no tenemos en cuenta.

Post a Comment

*