';

¿Se puede tener un despertar más tierno que el de esta perrita y su dueño?