Scroll to top
¿Dónde estamos?
28850 Torrejón de Ardoz,
Comunidad de Madrid
España
Contacto
hola@guaugupost.com

Tonka, el perro que alegraba a los ancianos durante la crisis del coronavirus

Todos somos conscientes del impacto que está teniendo la pandemia causada por el nuevo virus SARS-CoV-2 en nuestras vidas: salud, trabajo, relaciones personales, movilidad, pérdida de seres queridos,… 

Nos estamos enfrentando a una situación totalmente nueva, que nos ha mantenido en nuestras casas para así plantarle cara al virus, disminuir el número de contagios y ayudar a que nuestra sanidad no colapse. Por suerte, en estas semanas tan difíciles, también estamos viendo la mejor cara del ser humano: esa faceta solidaria de unión y compromiso con los que más lo necesitan. La sociedad está apoyando a los sanitarios, fuerzas del Estado, trabajadores del sector alimentario, y demás profesionales que están jugando un papel clave durante esta pandemia. 

Los ancianos, población de riesgo. 

Ante cualquier patógeno las personas mayores son más vulnerables, debido a su edad y la presencia, normalmente, de patologías previas. Tristemente, las residencias de ancianos se han visto afectadas con bastantes casos de contagios, por lo que es necesario que se extremen aún más las medidas de protección y prevención. 

Una de estas medidas ha sido cierre de estos edificios para visitantes externos o familiares, de tal manera que solo puedan acceder los trabajadores, asegurando así la correcta atención a estas personas. Pero, ¿podemos hacer algo para que nuestros abuelitos no se sientan olvidados durante esta dura etapa? 

Perros como Tonka devuelven la sonrisa a los más mayores. 

Pese a las restricciones de visitas, Tonka, un precioso y enorme Gran Danés, y su humana Courtney, siguen propagando sonrisas y alegría en la residencia de ancianos Cedar Pointe Health and Wellness Suites, en Texas.

En condiciones normales, Tonka, este perro de terapia tan guapo, visita la residencia una vez por semana y su compañía es el motor de la alegría de muchos de los residentes. Su humana Courtney es consciente de los riesgos de la soledad y el confinamiento para la salud física y mental de estas personas, así que decidió que aunque fuera de manera diferente, Tonka seguiría visitando a sus queridos abuelitos. 

A través de las ventanas los ancianos pueden ver a Tonka, poner su mano contra el cristal para sentirse más cerca de él, incluso algunos han hecho letreros para expresar su entusiasmo y agradecimiento por la visita. Tonka también tiene algo que decirles: “Os echamos de menos” y “Os queremos” son las palabras que, gracias a los carteles de Courtney, hacen que estas personas se sientan un poco más queridas, y durante unos instantes puedan olvidarse de las preocupaciones de esta crisis sanitaria. 

¿Queréis saber un poco más sobre Tonka y su trabajo? ¡No os perdáis el vídeo! 

Author avatar
Redacción Guau
http://www.guaupost.com
Equipo de redacción del medio de comunicación de animales Guau Post. Formado por periodistas, veterinarios y especialistas de diversos ámbitos en el mundo animal.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We use cookies to give you the best experience.